×

Advertencia

Error cargando Componente: com_tags, Componente no encontrado

La pintura onírica

Super User
13/09/26

En la memoria de Lola López caminan los buenos recuerdos de su infancia, ese legado que ha heredado de las vivencias que formaron su niñez y que marcaron su vida. Afortunadamente no se ha deshecho de ellos aunque tampoco los ha convertido en “momentos para guardar”, esas imágenes que añoramos y que nos incitan a volver a soñar con circunstancias que ya no existen.

Porque en su caso los sueños han devorado a la existencia y han dejado su huella en las 36 obras que componen Soñando Cortijos, la última exposición de la pintora montalbeña que ha inundado de color el Salón Municipal San Juan de Dios de Montilla.

Latiendo bajo el cielo, El olivar, Soñando entre árboles o Cielos azules son algunas de las pinturas que Lola López ha utilizado para homenajear los momentos de su infancia que transcurrieron junto a sus padres y hermanos y que tuvieron el campo como escenario. Estos instantes quedan reflejados en sus cuadros, en los que predomina la presencia de los olivos, los trigales y la edificación propia de este paisaje que no es otra que el cortijo.

En esta última entrega de la producción artística, esta pintora demuestra una vez más que es el naif la técnica pictórica que mejor se adapta a los mensajes que quiere lanzar a través de su obra. Y es que esta corriente artística nacida en Francia a finales del siglo XIX se ajusta a los paisajes pintados por Lola López donde se deja a un lado el arte académico, donde se ensalza lo instintivo, lo antinaturalista, lo espontáneo, una pintura que prescinde de perspectivas.

Sus óleos y acrílicos sobre lienzo también coinciden con este estilo en la luminosidad, en la amplia gama cromática que utiliza y en la representación del sueño, de ahí que ella llame a su propia obra “naif onírico” ya que afirma tener almacenado un “trasfondo de sueños” que plasma en sus cuadros.

En ellos también hace un pequeño guiño a Montilla en obras como Paseo en globo por Montilla donde se encuentran representados varios edificios emblemáticos de la localidad como el Ayuntamiento, la torre de la Parroquia de Santiago o la ermita de El Santico.

La aparición de Montilla en las pinturas de esta artista nacida en Montalbán en mayo de 1957 se debe a su estancia en el municipio, donde ha ejercido de profesora de Primaria, profesión que combina con su pasión por la pintura, que comienza en 1990 y que se consolida en 2005. A partir de esta fecha, Lola López tiene la oportunidad de mostrar su obra en Madrid, Barcelona, aunque sobre todo en el extranjero, en lugares como Nueva York, Boston, Israel, Italia, Mónaco, Francia o Italia.

En esta ocasión, su pintura se detiene en Montilla, donde muestra su obra por primera vez en una exposición que estará abierta al público hasta el próximo viernes 27 de septiembre, de 19.00 de la tarde a 21.00 de la noche.

Fuente: Montalban Digital